Posted on in tv

Las últimas series que he visto completas son miniseries producidas todas por la televisíon pública inglesa. En concreto las últimas que he visto han sido Luther, Dead Set e Inside Men. Antes de estas también vi Black Mirror, que tal vez sea algo más conocida que las otras.

Dead Set es la más vieja, del 2008, y no sé por qué no había oído hablar de ella antes. Me la mencionó un colega no hace mucho y la verdad es que me ha sorprendido bastante. Es la historia del típico apocalipsis zombi pero que se cuenta en el contexto de los participantes de una edición de Gran Hermano. Es decir durante el rodaje del programa, estando los concursantes, digamos encerrados en la casa y bastante aislados, el resto del país se ve envuelto en una epidemia tremenadmente veloz de infecciones zombi. Los concursantes acaban por supuesto dándose cuenta de la situación y se enfrentan a ella lo mejor que pueden. La serie tiene un punto más o menos típico de serie inglesa, no sé muy bien cómo explicarlo, medio humor medio drama que a mí no es que me guste demasiado pero la historia está muy bien llevada y los efectos especiales son creíbles. El final es de escándalo.

Escena de Dead Set

Black Mirror (2011) es una extraña serie de capítulos completamente desconectados, es decir no hay una trama que se desarrolle a lo largo de los capítulos. El nexo común es que se plantean situaciones futuras (a corto y largo plazo) que nos muestran del modo más crudo e inteligente cómo la tecnología nos puede llevar a situaciones de lo más extrañas. Es decir, cómo un cambio tecnológico como la aparición de las redes sociales, o un nuevo aparato que graba todo lo que vemos cambia las reglas del juego, nuestra percepción de lo que está bien, de lo que es correcto o justo y hasta qué límites podemos dejarnos llevar (en realidad no hay límites). Hay historias que podrían pasar mañana y otras dentro de 500 años, pero están contadas con total naturalidad y ninguna se puede decir que sea ciencia ficción al estilo Star Trek ni mucho menos. Hay capítulos flojos pero otros son simplemente obras maestras de la narración y dignas de ver en un cine sin la menor duda.

Escena de Black Mirror

Inside Men (2012) es un drama que cuenta la historia de tres trabajadores de una empresa que se dedica a almacenar y contabilizar dinero en metálico que a diario entra y sale hacia las tiendas y bancos. El director de la sede, un guarda de seguridad y un empleado bastante tonto se confabulan para dar un golpe que los sacará de sus problemas y movidas particulares. La cosa se complica pero lo justo para llenar cuatro capítulos contados en dos líneas de tiempo, antes y después del golpe, que avanzan a ritmos diferentes hasta unirse en un final bastante redondo.

Escena de Inside Men

Y dejo para el final Luther (2010-). Esta serie policíaca lleva tres temporadas y cuenta la historia del dectective John Luther, un policía que odia llevar armas y que siempre lleva las manos en los bolsillos para evitar la tentación de tocar la escena del crimen. Este hombre cuando empieza la serie se acaba de separar y está bajo sospecha por el accidente de un pederasta que perseguía. Es el típico policía que no para de meterse en follones porque su sentido de la justicia está por encima de las normas y leyes y se pasa toda la serie de movida en movida. Las tres temporadas van avanzando en la resolución de casos y en una espiral de problemas, acusaciones e investigaciones alrededor del protagonista. La verdad es que a su paso va dejando un reguero de muertos, por decirlo finamente. Tiene capítulos de una intensidad bestial, no me imagino la tortura de tener que ver esta serie semana a semana, en serio. Completamente recomendable.

John Luther siempre va con las manos en los bolsillos

En fin hasta aquí este rollete sobre estas cuatro excelentes series inglesas. ¿Tenéis alguna recomendación que hacerme en cuanto a producciones de la BBC que se me hayan pasado por alto? Alguna serie que digas, «no puede ser que no hayas visto esto». Bueno, de momento no tengo series a la vista decentes salvo tal vez terminar de ver Firefly. Hay series que cuando tenga ganas me pondré con ellas como Treme, The Shield o la mismísima Breaking Bad, que abandoné en la tercera temporada, así que si no sale nada igual me engancho con alguna de estas.


comments powered by Disqus