Posted on in e-learning

Acabo esta mini serie sobre plataformas de e-learning que arranqué con gvSIG Training y Code School hablando de Coursera, una plataforma en la que un creciente número de universidades de todo el mundo (muchas de ellas americanas) ofrecen de forma completamente gratuita un enorme abanico de cursos de todo tipo. No son únicamente cursos enfocados a las tecnologías de la información como en los casos anteriores, aquí también hay cursos de psicología, sociología, música, economía, astronomía, medicina, etc. etc.

La semana pasada terminé un curso sobre Gamificación (a falta de una traducción al español que no me suene a Klinkgon). El curso ha durado seis semanas, donde he dedicado entre 4 y 8 horas a la semana, con pruebas escritas y también de tipo test. El material en forma de vídeos en este curso es de muy alta calidad, y aunque había subtítulos en varios idiomas no me han hecho falta porque el profesor se explicaba de forma excelente. En este curso se han apuntado 81.000 estudiantes, de los cuales 11.000 llegaron a mitad de curso y lo han acabado unos 9.000. ¿Os imagináis participar en un curso con ese número de estudiantes? Pues funciona.

En este caso los foros del curso son un auténtico torbellino de preguntas. Para mí ha sido imposible hacer piña con nadie aunque se han formado grupos de estudio por regiones, en linkedin, en twitter, etc. Bueno en realidad sí he interactuado en twitter sobre el curso con algunos amigos y nuevos conocidos, pero digamos que ha sido todo bastante informal. En cualquier caso los foros funcionan muy bien y cuando he necesitado algo he encontrado el sitio donde preguntar sin dificultad.

Ahora estoy haciendo otro curso sobre Programación Funcional y aunque los vídeos no son tan buenos, sí que tienen una calidad más que aceptable, con ejercicios que me están haciendo devanarme los sesos y que ya veremos si soy capaz de terminar, pero por el camino estoy aprendiendo un montón. En este caso no tengo ni idea de cuánta gente está haciendo el curso. Aquí estoy dedicando más tiempo por los ejercicios, entre 8 y 12 horas.

La metodología didáctica por tanto consiste en lecciones repartidas en pequeños vídeos de 10 a 12 minutos (aunque los de programación funcional pueden durar el doble) y entrega de ejercicios al final de cada semana de trabajo, bien como pruebas escritas, como código fuente a enviar o ejercicios tipo test.

Diría que de las tres plataformas vistas Coursera es la que más me gusta. Tienes que amoldarte a un calendario pero el formato de vídeos cortos me encanta. Es una forma muy amena de aprender, si el profesor es bueno claro, que ayuda a repartir la clase a lo largo de la semana al gusto de cada uno. Yo por ejemplo veo las clases desayunando, en el autobús de camino o de vuelta del trabajo, o por la noche un rato después de cenar. El de programación lo estoy viendo más delante del ordenador porque así puedo ir parando la clase y hacer pruebas directamente con código fuente.

Gamified breakfast
Desayunando y en clase

Como decía alguien en un blog sobre su experiencia, el hecho de poder hacer marcha atrás en los vídeos para repetir algo que quieres entender mejor es en realidad en cierta manera mejor incluso que ir a clase porque no tienes la presión de interrumpir al profesor para que te repita algo. Es un poco exagerado porque nada puede sustituir la experiencia de tener un profesor delante con el que interactuar pero sí es cierto que no podemos meter a 20 mil alumnos en un aula pero sí podemos repartirles un vídeo y luego atender sus dudas con un buen equipo de gente.

En fin, creo que Coursera es casi una revolución porque está poniendo al alcance de miles de personas en todo el mundo unos contenidos formativos de alta calidad en una plataforma que funciona.


comments powered by Disqus