Posted on in web

Ni me acuerdo de cuándo empecé a usar un servicio web para guardar mis enlaces. Probablemente allá por 2004 o 2005 no sé. Pero antes voy a hacer una distinción. Para mí una cosa son mis favoritos que quiero tener a mano y que gasto a diario y que me ahorran tener que usar el teclado para leer el correo o entrar a la web de Prodevelop y otra cosa es mi colección de enlaces. Hoy en día estoy cerca de los cinco mil, almaceno todo tipo de cosas que veo interesantes y que en muchos casos no uso hasta bastante tiempo después de haber recogido el recurso.

Delicious

Pues bien como decía hace ya mucho empecé usando Del.icio.us. Gracias a su pronta integración con el navegador Firefox, podía usarlo para los dos tipos de enlaces que comentaba antes mediante cierta etiqueta para guardar los enlaces que quería tener un una barra del navegador. Además de poder guardar los enlaces una de las grandes cosas de delicious era que había mucha gente usándolo y podías llegar a tener una buena red de amigos generando continuamente un torrente de enlaces interesantes. Hoy en día todavía algunos de ellos usan el servicio y veo sus enlaces en mi lector de RSS. Yo dejé de usar el servicio hace ya más de un año aunque creo que realmente fue antes y los últimos enlaces que hay en mi cuenta eran importados por el siguiente servicio que pasé a usar. Si queréis que os diga la verdad no recuerdo por qué dejé de usarlo exactamente, puede que fuera porque Yahoo! dijo que lo vendía, porque la gente que lo compró empezó a quitar funcionalidad, porque ya no iba tan fino como antes, tal vez un poco de todo… en fin no sé, da lo mismo. El caso es que de ahí migré mis enlaces a Diigo que aunque la interfaz no me parecía nada del otro mundo, en ese momento es lo que me pareció más adecuado.

Diigo

En Diigo tienes cosas muy parecidas a Delicious como una red de amigos que casi no desarrollé, aplicaciones para móviles, integración con el navegador, etc. Tiene alguna cosa más que casi no he gastado como poder subrayar textos en una web y luego poder compartir esas notas mediante una dirección web. Pero aparte de esto, realmente no era muy diferente y funciona más o menos bien aunque la navegación por las etiquetas y sobre todo el mantenimiento de la colección de enlaces, al igual que en Delicious es bastante pobre.

Con Diigo perdí la interacción con la red de enlaces, que más o menos pasé a recibir por twitter y otro tipo de orígenes como los servicios que te generan una especie de periódico de noticias propio, como Prismatic en el navegador y Zite y Flipboard en dispositivos móviles.

Pinboard

Hace unos días leí una comparativa de este tipo de servicios y como ya tenía alguna referencia anterior me interesé por Pinboard, un servicio extremadamente minimalista, donde hay que pagar una pequeña cantidad una única vez para darse de alta, a día de hoy 10 dólares. Ese es el modelo de negocio de la persona que mantiene la web: obliga a quien se dé de alta a pagar una cantidad (que ha ido aumentando muy lentamente con el tiempo) y de esa manera se gana la vida, supongo. Puedes pagar 25 dólares al año a cambio de que guarde una copia completa de cada web que guardes, lo cual para mí no es necesario pero que tal vez para cierto tipo de usuarios sea más que interesante como periodistas, investigadores, etc. Por ejemplo, en esta entrada del blog de The Guardian cuentan por qué se fueron de Delicious a Pinboard y qué les ofrece este último a cambio.

En mi caso Pinboard me ofrece velocidad, simplicidad en la interfaz y sobre todo capacidades de mantenimiento de mi colección como por ejemplo añadir, editar o borrar etiquetas de forma masiva. Con casi cinco mil enlaces, la cantidad de basura digital aumenta y por tanto, poder hacer tareas de limpieza me resulta interesante para que la colección siga siendo útil. Gracias a contribuciones de terceros hay una sencilla aplicación para móviles (aunque la uso poco por razones que ya contaré otro día) y el servicio ofrece integración con cualquier navegador, así que nada que objetar por ese lado.

Resumiendo

En fin, hoy en día hay muchos servicios para esta tarea, la mayoría gratuitos, pero a mí me compensa pagar una pequeña cantidad por utilizar un servicio con el que trabajo a diario. Por suerte el hecho de que Delicious fuera tan popular durante varios años hizo que se crearan una serie de estándares de facto que me han permitido mover mi colección de enlaces de un sitio a otro de forma sencilla.

Ahh, y mi cuenta en Pinboard es https://pinboard.in/u:xurxosanz por si alguno vigilaba mi colección de enlaces y quiere actualizar el RSS.


comments powered by Disqus