Posted on in writing

Hoy escribo mi entrada 400 en 750words.com. Eso significa más de un año, y como reporté aquí en el blog cuando hice doscientas pues he pensado que hoy que es justo el doble era una buena ocasión para comentarlo. No sabría decir qué cosas han cambiado desde aquella vez. La verdad es que las entradas en ese diario personal y privado siguen siendo más o menos parecidas: sigo haciendo unas mil palabras de media y sigo escribiendo lo que se me pasa por la cabeza y muy raramente uso el contenido de las entradas para nada más que relajarme y despejar la mente, tomar decisiones, etc. Este post lo estoy escribiendo en mi entrada diaria pero no voy a molestaros con 1000 palabras.

Escribir a diario y me gusta, es obvio. A veces lo hago de noche y a veces de buena mañana, pero cada día en un momento u otro me siento delante del teclado, cierro los ojos y dejo que las palabras salgan de mí. La utilidad de los textos como tales es pues nula así por separado, pero espero en algún momento poder sacar algún tipo de estadística del diario como un todo. ¿Qué días escribo más tarde?, ¿qué días escribo más lento o más rápido?, ¿cuándo comento más la palabra “trabajo”?, ¿a qué hora suelo escribir los sábados?… No sé, son montones de preguntas que podré contestar una vez meta todo esta pila de verborrea en una base de datos y empiece a jugar con ella. En realidad no sé si lo haré pero supongo que de hacerlo en algún momento, es ahora de cara al verano, con las tardes libres o tal vez en algún periodo vacacional que no me vaya a ningún lado. Tampoco tiene mayor importancia ni mayor urgencia porque al final para mí lo importante sigue siendo sentarme, relajarme y soltar un rollo. Nada más.

400 days at 750words.com

comments powered by Disqus