Posted on in reallife · Less than 1 minute

En un universo cuya verdadera moneda de cambio ya no es ni el dólar, ni el yen, ni el euro, sino el vaso de agua, Estados Unidos destruye sus propios acuíferos.

Con esta frase acaba Guillermo Fesser un estupendo artículo en El Huffington Post acerca de cómo en Estados Unidos están permitiendo extraer gas natural utilizando un procedimiento muy destructivo con el medio ambiente. He pensado que valía la pena compartir este enlace porque Guillermo expone perfectamente cómo un país puede viajar de la protección de su entorno natural a la completa dejadez en manos de intereses privados. Exactamente la cara opuesta de la moneda a la charla que dio Juan Verde en el TEDxCibeles (a ver si suben los vídeos de las charlas).


comments powered by Disqus