Posted on in techie · 3 minutes

Hace ya más de medio año que Aída me regaló un Acer Aspire One, ya escribí por aquí mis primeras impresiones sobre el pequeñajo y vuelvo a postear un articulito para contar cómo me ha ido con el cambio de Sistema Operativo.

Bien el trasto venía con Linpus, una distro basada en Fedora y adaptada al Aspire One. Está bastante bien resuelta si no te gusta trastear y te conformas con lo que trae. Los problemas por tanto empezaban en cuanto querías actualizar el sistema, instalar alguna cosa nueva, y en general cacharrear. Dado que este equipo lo gasto sobre todo para navegar por Internet, redactar alguna cosita (como esta) y poco más, no me importa hacer experimentos con él. Después de pensarlo un poco y buscando aprovechar al máximo el equipo instalando lo mínimo, probé con Debian y el nuevo LXDE. No fue mal del todo, y de hecho funcionaba casi todo a la primera, a excepción de la tarjeta de red inalámbrica.

En fin, después de unos meses con Debian, bastante contento por otrolado, y a raíz de saber que Juanjo había probado la nueva Ubuntu 9.04 (Jaunty Jackalope) en su versión para este tipo de equipos (conocida como Ubuntu Netbook Remix) me decidí a darle una oportunidad a esta distro en mi Aspire One.

Tal y como comenta Juanjo, esta versión de Ubuntu ha de ser una killer distro para netbooks por fuerza. Tras volcar la imagen en una llave USB y arrancar con ella el equipo. Inmeditamente pude ejecutar la versión Live y comprobar que me funcionaba todo lo importante sin hacer nada. A continuación, instalé la distribución en el disco SSD de 8GB, haciendo esta vez una partición swap por si acaso.

Ubuntu 9.04 Ubuntu Netbook Remix

Una vez instalada, esta versión de Ubuntu viene con un interfaz específico para ordenadores pequeños o con pantalla táctil. Lleva todo el software típico de Ubuntu (y que a mi me sobra la mitad, ciertamente) así que tras instalar a mis viejos amigos: vim, txt2tags, htop y otras pequeñas utilidades que me he acostumbrado a usar tengo un equipo que me ofrece muchas cosas que Debian y LXDE no me daban, a saber:

  • GNOME es un escritorio con todo lo que uno puede esperar, no hay que configurar nada por consola,, todo tiene una interfaz limpia e intuitiva, sin mareos

  • Jaunty arranca terriblemente rápido, configurando GDM para que cargue mi usuario por defecto, desde que pulso el botón de encendido hasta que tengo el equipo disponible no pasa un minuto, y sin haber optimizado nada todavía

  • Funciona tanto el suspender como el hibernar, out of the box

  • El Netbook Remix ofrece una interfaz que maximiza automáticamente las ventanas y da un efecto tipo lightbox para las ventanas modales, muy cómodo y útil

Y todo esto funcionando con los 512MB de RAM del Aspire One, lo cual es bastante decir para una distro moderna. Ahora tengo ocupados en disco poco más de 2GB y realmente si me pusiera a borrar las aplicaciones que no gasto fijo que me quedo en giga y medio.

En fin, si tienes un netbook yo no me lo pensaría mucho, Ubuntu 9.04 ha mejorado y mucho, yo de ti le daría una oportunidad.


comments powered by Disqus