Posted on in techie , music , web

Después de leer la noticia por ahí, me paso esta mañana por el blog de last.fm y leo

In order to keep providing the best radio service on the web, we need to ask our listeners from countries other than USA, UK and Germany to subscribe for €3.00 per month. In return you’ll get unlimited access to Last.fm Radio, and a promise that we’ll be hard at work improving the service for years to come.

Evidentemente, como empresa que tendrá que ser rentable para quien la impulse toman las decisiones que estiman opurtuno, así que toca resignarse y buscar alternativas, aunque no sé si la encontraré de una calidad parecida.

Llevo usando last.fm con asiduidad desde 2005 cuando vi un link a su perfil en el viejo blog de Ricardo Galli, bastante antes de que se metiera en el fregao de meneame. El caso es que me apunté y en seguida el servicio me encantó porque aunque tengo artistas preferidos siempre me ha gustado oir la radio porque encontraba cosas nuevas. Si encima yo podía influir en los contenidos de la radio diciendo _este tema me gusta o este no me lo vuelvas a poner _pues miel sobre hojuelas. Así, a lo largo de cuatro años mi perfil ha recogido unos 23000 temas musicales, de los cuales la mayoría han sido reproducidos por last.fm (otros han sido enviados al perfil desde reproductores como Winamp o Rythmbox).

Pero bueno, miremos hacia adelante, ahora si quiero disfrutar del servicio tengo que pagar 36 euros al mes, igualito que lo que estoy ahora dando a Cruz Roja (casualmente desde hace más o menos el mismo tiempo que estoy en Last.fm). No creo que use el servicio de pago. Seguramente volveré a una de mis radios on-line favoritas RadioParadise, o alternativamente deje abierto un navegador todo el tiempo en blip.fm.

Lo importante de esto es que probablemente sea el primer servicio web que uso de veras que de repente me veo obligado a pagar o dejar de usar. Tengo cuenta de pago en flickr, pero desde que me abrí la cuenta supe cuales serían mis restricciones y acabé pasando por caja (18 euros al año, justo la mitad que last.fm). Esto lleva a pensar en** ¿qué pasaría si otros servicios fueran por la misma senda?**.

Claro si te cierran uno de estos servicios (delicious o twitter por ejemplo) tienes que cambiarlo por otro parecido o montarte tú la infraestructura. Ambas alternativas tienen sus ventajas y desventajas (conozco a alguno que tiene un servidor por ahí y no quiere ni oir hablar de estos servicios, aunque luego tenga cuenta en linkedin) pero la más importante en mi caso es el tiempo. Si ya mantener geomaticblog me lleva tiempo, no quiero pensar tener que mantener 7 u 8 aplicaciones web. De hecho este blog está en wordpress por la falta de ganas de mantener otro blog.

Todo esto me acaba dejando un poco jodido, porque algunos de estos servicios me resulta muy cómodos, me he acostumbrado a (por ejemplo) tener todos mis enlaces a mano y sincronizados en los ordenadores que suelo usar y volver a la época de mover el fichero de favoritos que tenía el navegador Mozilla me parecería saltar 5 o 7 años atrás. Si la alternativa es ir pasando por caja con cada servicio que le da por cambiar su modelo de negocio, me parece que con cada nuevo sitio en el que me doy de alta más me cierro la soga en el cuello.


comments powered by Disqus