Posted on in readings · 1 minute

Creo que a partir de ahora, en lugar de contar lo que voy a leer, comentaré los libros **después **de leerlos. No es idea de contar el final ni nada del estilo pero a veces uno empieza un libro y va cambiando la opinión que le merece a lo largo de su lectura.

No es el caso del que ocupa esta entrada. Empecé a leer Soy Leyenda teniendo claro que siendo del año 53, poco iba a tener que ver con la peliculilla que protagonizó Will Smith, aunque me quedo con las ganas de ver la de Charlton Heston. Bueno, al lío, la novela es un regalo de cumpleaños de un buen amigo, que se ha estirado con una edición nueva de tapa dura que ha hecho Minotauro que por suerte, al ser la novela corta no era un lastre en la bolsa.

En cuanto a la novela, es realmente buena. No es el rollete de vampiros estilo Cell de Stephen King. En esta historia un hombre se queda solo en una ciudad, atrapado por las noches en su casa por el acoso que recibe de cientos de vampiros que por la mañana intenta exterminar. Pasa por fases de autodestrucción alcohólica, algo de obsesión sexual, tristeza por la muerte (y vampírica resurrección) de su mujer y su hija… en fin una historia que atrapa y que no desvela el sentido del título hasta el final. Añade por cierto una curiosa reflexión sobre qué es normal y qué es extraordinario, y como esas concepciones al final no son más que prejuicios culturales que una verdadera catástrofe pueden llevar a trastocar.

Bueno, eso es todo, os la recomiendo. Ahora ya tengo la siguiente novela, es un best-seller que seguro que habéis leído casi todos pero que yo todavía no. Una cosita de asesinatos y colonias que tampoco es muy larga, así que espero que en un par de semanas pueda contar algo.


comments powered by Disqus